Causas de la gingivitis

Causas de la gingivitis

¿Qué es la gingivitis y por qué se origina?

La gingivitis es una de las principales enfermedades periodontales que afectan a niños y adultos. Es una inflamación aguda de las encías que provoca dolor e incluso un sangrado al cepillarse los dientes. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Inflamación y enrojecimiento de las encías
  • Hipersensibilidad
  • Recesión o separación del diente de las encías (provocando que los dientes se vean alargados)
  • Mal aliento
  • Desprendimiento de los dientes (en casos extremos)

Esta enfermedad es causada principalmente por una mala o nula higiene bucal. Se genera por la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y las encías. La placa es una combinación de bacterias provenientes de residuos de comida y otras sustancias que hayan entrado a la boca. De no ser removida a tiempo, se convierte en sarro, un depósito duro que termina atrapado en la base del diente, inflamando las encías. 

Desafortunadamente, las infecciones periodontales como la gingivitis comienzan destruyendo las encías y avanzan lentamente hacia los tejidos de soporte de los dientes. Por lo tanto, si no se tratan a tiempo, pueden llegar a los ligamentos periodontales y al hueso.

Factores que pueden provocarla o agravarla

Sabemos que la principal causa de la gingivitis es la mala higiene bucal. Sin embargo, existen otros factores que pueden provocarla o agravarla, entre los cuales destacan: 

  • Deficiencias nutricionales

Llevar una dieta balanceada en vitaminas y minerales significa que no te sobren ni te falten. Es importante hacer énfasis en el balance ya que el abuso de algunas vitaminas, como la vitamina C, puede resultar perjudicial para el estado de las encías. Comer demasiados carbohidratos y azúcares, así como tomar constantemente bebidas gasificadas, puede debilitar las estructuras de las encías y promover la inflamación. 

  • Cambios hormonales o el embarazo

Los cambios hormonales que se experimentan durante el ciclo menstrual o el embarazo pueden influir en el estado de las encías y las vuelve más susceptibles a contraer enfermedades periodontales. Aunque estos síntomas suelen desaparecer cuando el periodo menstrual o de gestación termina, es importante acudir con un dentista para saber de qué manera puede prevenirse o tratarse. 

  • Diabetes

Las enfermedades crónicas como la diabetes, en las que el cuerpo no produce insulina de manera adecuada, pueden afectar la probabilidad de contraer enfermedades periodontales si la persona no tiene un control adecuado de azúcar en la sangre. 

  • Tabaquismo

Los químicos encontrados en los cigarros, como el alquitrán y la nicotina, son uno de los principales factores que promueven la gingivitis. Estos compuestos reducen la microcirculación gingival, lo que resulta en inflamación. 

  • Uso de ciertos medicamentos

Como efecto secundario, varios medicamentos pueden reducir la producción de saliva, provocando que la boca se reseque. Como resultado, aumenta la reproducción de bacterias. 

  • Cepillado agresivo

Cepillar con demasiada fuerza puede lastimar las encías y debilitarlas, provocando que se inflamen. 

  • Condiciones genéticas 

Desgraciadamente, los antecedentes familiares juegan un rol bastante importante en la aparición de enfermedades periodontales. Si tienes familiares que hayan padecido gingivitis, es importante mencionárselo a tu dentista para prevenir. 

En Al Fin Sin Caries tenemos doctores especializados en el tratamiento de la gingivitis y todo tipo de enfermedades bucales. ¡Contáctanos!