¿Cómo elegir la pasta dental correcta?

¿Cómo elegir la pasta dental correcta?

A pesar de que la principal función de la pasta dental (o los dentífricos) es la limpieza e higiene bucal rutinaria, hoy en día existen en el mercado una gran gama de marcas y productos para atender diferentes condiciones, o que son parte de tratamientos dentales específicos.

Existe tal variedad de productos que en muchos casos las personas terminan escogiendo su pasta dental basándose en marcas, precios o inclusive en el diseño de empaque. Para evitar pagar de más por un producto que no requieres y/o no te brindará beneficios, es importante conocer los diferentes tipos de pastas dentales, la función que cumplen y a qué personas se recomiendan. 

Lo más común en pasta dental

Las pastas dentales más comunes ayudan al cuidado básico y mantenimiento de la higiene bucal. Por lo general, estos productos ayudan a prevenir la formación de sarro y placa mediante fórmulas que incluyen compuestos antibacterianos y zinc.

Asimismo, estos productos suelen tener flúor en su fórmula para ofrecen una protección anti-caries a partir del fortalecimiento del diente y la inhibición de la fijación y acumulación de bacterias. Este tipo de pastas dentales se recomienda para una persona promedio, que no presenta problemas bucales más complejos. En este sentido, son recomendables para todas las edades.

Sin embargo, existen productos especiales para menores de edad, los cuales tienen fórmulas más ligeras para evitar la irritación en los niños.

Pastas dentales prescritas

Existen pastas dentales especializadas para tratar problemas periodontales (relacionados con las encías como sangrado o inflamación). Estos productos suelen tener fórmulas más potentes que incluyen componentes antiinflamatorios. 

También existen pastas enfocadas en re-cubrir los poros para tratar la sensibilidad dental que algunas personas sufren con alimentos muy calientes o muy fríos. En ocasiones estos tratamientos también funcionan para contrarrestar la sensibilidad a alimentos muy dulces o ácidos.

Por lo general este tipo de dentífricos suelen ser prescritos.

Te compartimos una breve guía para que aprendas a cepillarte los dientes de forma correcta:

Tratamientos estéticos

Otro tipo de pastas se especializan en la estética dental, principalmente en el blanqueamiento. Sin embargo, estos productos no funcionan por sí solos, sino que suelen ser parte complementos de tratamientos efectuados en consulta. 

En general, lo recomendable es utilizar los productos de higiene básica, que no sean especializados en algún tratamiento, a menos de que sean directamente recomendados o prescritos por el dentista.

Es importante tener presente que ningún tipo de pasta dental funciona por sí sola, sino que debe ser parte de una limpieza dental adecuada y rutinaria para mantener una buena higiene y evitar enfermedades que resulten en tratamientos dolorosos y costosos. Si necesitas conocer cómo tener el mejor kit de limpieza bucal, te compartimos nuestro blog

El miedo al dentista

El miedo al dentista

¿Cómo superar el miedo al dentista?

Como profesionales en salud dental, nos cuesta creer el dolor que una persona puede soportar con tal de no acudir a consulta por miedo al dolor. ¿Es tu caso? ¿Tienes miedo al dentista? Si es así, debes saber que hay dentistas comprensivos que pueden ayudarte.

Mucha gente, al preguntarse en qué condiciones está la salud de su boca se conforma al pensar “si no me duele nada, seguro es porque no hay nada malo”. Sin embargo, lo que en realidad sucede es que están buscando una justificación para el temor al dentista. Esto no es casualidad pues ese miedo a veces tiene su origen en malas experiencias anteriores.

Usualmente, en estos casos, la razón para acudir al dentista fue más obligada que voluntaria. Desgraciadamente, al acudir, el primer pensamiento era “esto me va a doler”. Y es esta predisposición al miedo la que desencadena un recuerdo traumático sobre el dentista.

Esta no es la única razón para sufrir este miedo. Las causas no son las mismas para todos, entre ellas están:

  • Experiencias desagradables en la niñez, como la extracción de un diente de leche sin anestesia
  • Miedo a las infecciones
  • Relatos de gente que sufrió
  • Chistes de la TV, películas y humor gráfico
  • Vergüenza por el pésimo estado de la boca y el temor a burlas o reproches
  • Sentirse atrapado en el sillón dental
  • Impacto de los aparatos en el consultorio
  • Temor a lo desconocido

Adios al temor al dentista

La mejor manera de sobrellevar este miedo es hablarlo directamente con el dentista. Este, una vez que conozca la situación, deberá hacer todo lo posible para trabajar para su bienestar.

Participar en el proceso que lleve a cabo el dentista puede ayudar a varios pacientes a tranquilizarse y quitarse el miedo. Preguntar qué es lo que se va a hacer y pactar una señal para que el dentista se detenga en caso de pánico es un buen comienzo.

Recuerda que, como en cualquier aspecto de la salud, la prevención es muy importante. No esperes a que tu boca pida ayuda y atención dental. Siempre ten en mente que con visitas regulares al odontólogo se puede evitar mucho.

En Al Fin Sin Caries contamos con especialistas en cada una de las áreas de la odontología. Estamos comprometidos a darte la mejor atención y a hacer de tu visita una experiencia agradable. ¡Contáctanos!