Lleva a tus hijos al dentista con Odontología Mínimamente Invasiva

Lleva a tus hijos al dentista con Odontología Mínimamente Invasiva

Algo inusual es que los niños nos pidan que los llevemos al dentista. Hoy te compartimos la clave para llevar a tus hijos al dentista con mayor seguridad para ti y tranquilidad para ellos: Odontología Mínimamente Invasiva.

Las inyecciones, los procedimientos dolorosos y el ruido de las máquinas son motivos que mantenían a los niños lejos de los consultorios dentales. La buena noticia es que recientemente los dentistas han desarrollado una técnica llamada Odontología Mínimamente Invasiva. Una vez que los niños son atendidos de esta manera se dan cuenta de que no hay nada que temer.

La Odontología Mínimamente Invasiva

La Odontología mínimamente invasiva es una práctica clínica que se encarga de la preservación del diente y también un tipo de Odontología Restauradora. Esto nos ayuda a no realizar tratamientos más invasivos lo cual nos permite recuperar la forma, función o estética perdida en los dientes de manera más conservadora.

Para provocar en tus pequeños una experiencia agradable, en Al Fin Sin Caries nos hemos encargado de crear un ambiente lúdico, con espacios que inspiran comodidad, seguridad y confianza. Pero ello no es todo; la actitud de nuestras odontopediatras es lo más importante. Ellas han recibido una formación pedagógica que se traduce en un trato amable, cordial, alegre, pero siempre respetuoso y serio.

Estamos convencidos como tú, de que a los niños de hoy es importante hablarles con toda sinceridad: en la medida en que les explicamos la necesidad y los beneficios de las revisiones y tratamientos que les practicamos, así como el hecho de que con ellos evitamos malestares y dolores.

Conocer los beneficios de la consulta, de encontrarse en un lugar divertido y entretenido; así como la práctica de la Odontología Mínimamente Invasiva hará que el viejo estigma de los dentistas no se haga realidad en las nuevas generaciones. Trae a tus hijos a Al Fin Sin Caries y compruébalo tú mismo.

¿Cómo afectan los dulces a la salud dental de los niños?

¿Cómo afectan los dulces a la salud dental de los niños?

Los dulces y caramelos siempre han sido, y continuarán siendo, una de las mayores debilidades de los niños pequeños, y de algunos adultos también. Hoy hablaremos de los dulces y la salud dental. Es bien sabido que una de las claves para lograr mantener una buena higiene bucal es mantener una buena alimentación y limitar el consumo de dulces y azúcares, entre muchas otras.

Sin embargo, continuamente surgen dudas relacionadas con padecimientos dentales y su relación con el consumo excesivo de dulces. ¿De qué forma los dulces afectan y dañan a los dientes? ¿Por qué parece que afectan especialmente a los niños? Pero sobre todo, ¿existe algún equilibrio en el consumo de dulces para mantener a los niños felices sin afectar su salud bucal?

Dulces y salud dental

La respuesta a la pregunta – ¿por qué los dulces y azúcares son dañinos para los dientes? – es muy fácil de explicar: las múltiples capas de bacterias que habitan en nuestra boca de manera natural procesan el azúcar y la convierten en ácido. Estos ácidos son agresivos, pues debilitan el esmalte y los hace más propensos al desarrollo de caries. En este sentido, el consumo continuo de dulces podría generar un debilitamiento en los dientes y el desarrollo de caries.

¿Los dulces afectan más los dientes de los niños?

Es más común que los niños desarrollen caries relacionadas con los dulces simplemente porque su consumo es considerablemente mayor. Como mencionamos anteriormente, los dulces son la debilidad de cualquier niño. Por otro lado, es más probable que un niño no tenga un aseo bucal correcto porque apenas está en  proceso de aprender y entender su importancia. Es decir, no tienen la misma conciencia y responsabilidad que un adulto para cepillar sus dientes después de cada comida.

¿Cómo encontrar un buen balance en el consumo de dulces?

Es prácticamente imposible evitar que los niños coman dulces, pero existen algunas formas de evitar las caries. Alejarse de dulces duros, chiclosos y de fácil adherencia a los dientes es una buena estrategia, pues estos dulces se consideran de larga exposición al azúcar. Evitar los azúcares refinados en la medida de lo posible es otra buena opción.

Finalmente, resulta crucial que los padres realicen una buena tarea inculcando la importancia de la higiene y salud bucal en sus hijos. Esto implica enseñarles a realizar un cepillado correcto, evitar el consumo excesivo de golosinas, y visitas periódicas con la Odontopediatra para prevención y limpieza general. Visítanos y conoce a nuestros dentistas especialistas en niños.

La importancia de los alimentos para la salud dental

La importancia de los alimentos para la salud dental

Los niños necesitan dientes sanos y fuertes para masticar su comida, hablar y verse bien. Además, una buena alimentación es esencial para el crecimiento y desarrollo de los niños. En esta ocasión hablaremos sobre la relevancia de los alimentos para la salud dental. 

Prácticamente todos los alimentos, incluidos la leche y los vegetales, incluyen algún tipo de azúcar, la cual puede contribuir al deterioro de los dientes. Con el afán de controlar la cantidad de azúcar que los niños consumen es importante estudiar las etiquetas de la comida empacada y escoger la que sea baja en azúcares añadidos. 

Los sellos implementados por el gobierno no pasan desapercibidos y nos ayudan con esta tarea de hacernos responsables y conscientes de lo que ingerimos y ofrecemos a nuestros hijos. Exactamente lo mismo aplica para las bebidas.   

Dieta preventiva para vivir sin caries

Una dieta infantil balanceada debe incluir: 

  1. Frutas y vegetales. Entre ambos deben representar la mitad del alimento que un niño ingiere cada día.
  2. Granos. De preferencia, enteros: avena, pan y arroz integral.
  3. Lácteos. Pero sin grasa o bajos en grasa. Lo más natural que sea posible.
  4. Proteínas. Que sean magras: res magra, aves y pescados sin piel. Y que no sólo sean carnes; también es preciso incluir huevos, frijoles, y leguminosas. También es conveniente que consuman mariscos ocasionalmente -una o dos veces a la semana.

Hay que poner mucha atención en lo que se consume entre comidas, pues forma parte muy importante de la dieta. Cuando consumen snacks, que sean nutritivos y bajos en azúcar; si se incluyen dulces, que sólo sea junto con las comidas grandes.

 A todos nos gustan los alimentos dulces; eso no lo podremos cambiar en nuestros niños. Pero sí está en nuestras manos limitar el acceso a esos alimentos: si no están en nuestra alacena, es menos probable que los consumamos. 

Son especialmente dañinos los alimentos y bebidas dulces que pasan mucho tiempo en la boca de los niños; los que mastican, o los que toman poco a poco. 

Los buenos hábitos desde que son muy pequeños

A una buena dieta la deben acompañar los buenos hábitos. Hay que agregar uno a la lista: inmediatamente después de ingerir uno de esos dulces, hay que lavar los dientes de los niños.

Una recomendación más. Los comerciales de la televisión pueden ser un serio obstáculo contra la sana nutrición de tus hijos. Algunos estudios muestran que los niños que ven más de tres horas de tele al día tienen mayores posibilidades de desarrollar obesidad. 

Los niños son extremadamente receptivos a la publicidad de cereales azucarados y dulces; especialmente cuando los encuentran en casa de sus compañeros o familiares. La obesidad es un problema muy importante en nuestro país. Es crucial cuidar la alimentación en casa pero también fuera de ella, para que tus hijos coman de la manera más saludable posible. Esto permitirá prevenir problemas dentales pero también que ellos crezcan integralmente saludables. 

Si quieres conocer más sobre los dientes de tus pequeños y la relevancia de los alimentos para la salud dental, te recomendamos nuestro blog, donde conocerás todo sobre los dientes de leche. 

La importancia de la endodoncia para tu salud dental

La importancia de la endodoncia para tu salud dental

En la salud y cuidado bucal, la presencia de caries es uno de los padecimientos más comunes en la sociedad. De no ser tratada, esta condición evoluciona hasta penetrar niveles más profundos del diente afectado, causando una infección en la pulpa dental (nervio del diente). Hoy hablaremos sobre la importancia de la endodoncia o tratamiento de conductos para tu cuidado dental.


¿Para qué sirve la endodoncia?


Este procedimiento se resume en extraer la pulpa dental, así como el nervio y está diseñado para eliminar las bacterias de los conductos del diente, prevenir su reinfección y salvar el diente natural.

La extracción de la pulpa dental se realizar de forma mecánica, limpiando y desinfectando minuciosamente los conductos, el posterior relleno y sellado de la cavidad pulpar con un material inerte, esto es realizado entre una a tres sesiones, dependiendo de la valoración del especialista.

Una vez que el tratamiento se ha concluido se recomienda  la restauración del diente con una corona o incrustación.

¿Qué pasa si no me hago una endodoncia cuando la necesito? 

Este procedimiento es necesario para rescatar piezas que se encuentran afectadas por caries y que han desarrollado infección. De no llevarse a cabo, la infección se puede extender a tejidos en las encías y producir cuadros más severos.

La prioridad de la endodoncia debe ser la de intentar que se mantengan los dientes naturales. Cuando no es posible, la alternativa es la extracción dentaria. Sin embargo, es un tratamiento permanente e irreversible, por lo que los dentistas recomiendan siempre intentar rescatar las piezas. 

En este sentido, existen ciertas condiciones que imposibilitan realizar una endodoncia en piezas que lo requieran, como una fractura en la raíz del diente, en caso de que el soporte periodontal sea insuficiente (hueso, encía), cuando la profundidad de la caries sea tan grande que no sea posible reconstruir el diente.

Conoce todo lo que necesitas saber sobre la endodoncia y cómo la aplicamos en nuestros consultorios.

Brackets: la importancia de su uso temprano

Brackets: la importancia de su uso temprano

Como hemos visto en entradas anteriores, la Odontología y en particular la Ortodoncia nos ayuda a modificar nuestra dentadura a fin de mejorar su funcionamiento y apariencia. Todo, a través de diversos medios para lograr el resultado deseado, en esta ocasión hablaremos de la importancia del uso temprano de brackets.

Una de las principales preocupaciones es saber cuándo es el momento oportuno para comenzar un tratamiento odontológico, principalmente tratándose de niños. La Sociedad Latinoamericana de Ortodoncia recomienda hacer la primera visita al ortodoncista más o menos a los 6 años. A fin de que el especialista pueda realizar a cabo un diagnóstico que prevenga y atienda alteraciones de crecimiento en los huesos maxilares, y la posición de los dientes permanentes. 

El uso temprano de brackets aprovecha el crecimiento de los dientes

Con la finalidad de obtener mayores resultados en un menor tiempo y no caer en la necesidad de cirugía. O bien, simplemente en procedimientos más complejos e invasivos, se propone la atención preventiva e interceptiva del paciente. Con esto, su mismo crecimiento maximiza la funcionalidad de los procedimientos propuestos por el médico. 

Para lograr este tipo de cambios a edades tempranas se han diseñado brackets metálicos o estéticos que cuentan con tecnología. Los cuales, pueden usarse incluso en dientes jóvenes sin lastimar o afectar el desarrollo de las raíces. Conoce el tratamiento de vanguardia a través de los alineadores transparentes en 3D de Invisalign®.

En este sentido, también es de relevancia considerar la parte estética. Será mejor usarlos durante la niñez u adolescencia, lo que te permitirá tener una mordedura adecuada y una sonrisa perfecta por más tiempo, sin preocuparte por este tema en la vida adulta.

Ya que conoces los beneficios del uso temprano de brackets, conoce todo lo que ofrecemos en materia de Ortodoncia y agenda tu visita al médico. El ortodoncista te recomendará el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades y las de tu hijo, y no olvides que la atención dental mientras más pronto, mejor.