¿Cómo enseñarle salud bucal a los niños?

¿Cómo enseñarle salud bucal a los niños?

Como padres, entendemos que los buenos hábitos se forman en la infancia y van desde ayudar en la casa hasta lavarse los dientes cada noche. Para tener una boca saludable como adulto es necesario comenzar a cuidar los dientes desde la niñez. De ahí la importancia de enseñarles salud bucal a los niños.

Cuando se habla de salud bucal en niños, usualmente se acota a que no tengan caries. Sin embargo, es relevante recordar que la mala salud bucal afecta más que eso. También afecta la habilidad del niño para comer bien, dormir bien, y sentirse bien. Además, en el futuro, pueden tener problemas de autoestima si tienen malformaciones que no se trataron a tiempo. 

Muchas veces, la falta de atención a la salud bucal es por falta de conocimiento. Para contribuir a que eso no suceda, hemos creado esta lista de sugerencias para que le inculques a tus hijos la salud dental.

Tips para enseñarle salud bucal a los niños

  • Sé un modelo

Por naturaleza, los niños imitan lo que ven. Esta es una de las bases del aprendizaje. Por lo tanto, te recomendamos que cepilles tus dientes y uses hilo dental al mismo tiempo que tus hijos. De esta manera, aprenden cómo hacerlo y puedes supervisarlos. 

  • Llévalos al dentista regularmente

Se recomienda que los niños visiten al dentista dos veces al año. Y, a diferencia de lo que la gente cree, deben comenzar a asistir antes de que salga su primer diente. Esto para detectar malformaciones en la mandíbula u otros problemas. 

  • Mantén una alimentación saludable

Bien sabemos que la comida rápida o procesada no es la mejor en términos de salud. Por eso, enséñale a tus hijos a comer cosas naturales. Si comienzan a probar azúcares procesadas a temprana edad, posteriormente estarán menos abiertos a las azúcares naturales. 

  • Involúcralos en el proceso

Para evitar que los niños vean la salud dental como una tarea, es importante que sientan que ellos también estén en control de sus decisiones (hasta cierto punto). Con esto nos referimos a que les dejes escoger su propio cepillo dental, por ejemplo. Así se sentirán más motivados a la hora de cepillarse los dientes.

  • Si es necesario, usa premios

Cada niño tiene una personalidad diferente y no todos estarán dispuestos a hacer las cosas sin ver una recompensa directa. Si tu hijo no siente que la salud a largo plazo es motivación suficiente, puedes introducir un sistema de premios. Te recomendamos que no sean materiales, mejor opta por dinámicas. Por ejemplo, antes de ver su caricatura favorita, tu hijo se tiene que lavar los dientes.  Eventualmente, asociará la cepillada con algo que disfruta y no le pesará.

¿Ya agendaste la primera cita con el dentista para este año? Aún estás a tiempo.

En Al Fin Sin Caries, tus hijos están en las mejores manos.