Ortodoncia: tipos de retenedores
Publicado: 1 Oct, 2020

Retenedores para mejorar tu sonrisa

Quizá estás por empezar un tratamiento de ortodoncia o tal vez por concluirlo. En cualquiera de los casos, puede que tu odontólogo te haya mencionado el uso de retenedores. Uno de los objetivos de los retenedores es evitar que haya movimiento de los dientes que cause retroceso en el tratamiento de ortodoncia. También pueden servir para afinar detalles estéticos de la posición de los dientes o como herramienta de ortodoncia para tratamientos completos. 

Los retenedores pueden ser fijos o removibles. El uso de uno u otro depende del problema dental que vayan a solucionar. 

Removibles

Pueden meterse y sacarse de la boca sin problema. Sin embargo, se considera que deben usarse durante las 24 horas del día, al menos los primeros tres meses. Después, se pueden colocan únicamente para dormir, si son solo para evitar que los dientes regresen a su posición original después de un tratamiento. En cualquier caso, existen dos tipos de retenedores removibles:

  • Essix o férula: Se trata de un aparato transparente que no cubre el paladar. Es casi invisible a la vista y es menos invasivo.
  • Retenedor Hawley: Se usa en pacientes infantiles, pues está pensado para quienes tienen aún dientes de leche. Es una combinación de resina y alambre que sí cubre el paladar. Esto es para que la placa mantenga la forma de la arcada.

La gran ventaja de los retenedores removibles es que al poderse quitar y poner, permiten una higiene bucal adecuada. Sin embargo, es importante que el paciente no olvide usarlo.

Fijos

Están hechos de alambre que se pega en los dientes para evitar que se muevan. Se colocan en la parte interior, por lo que no quedan a la vista. Las ventajas de los retenedores fijos es que ejercen presión 24/7, por lo que son capaces de mover los dientes al lugar deseado más fácilmente. Como no se ven, entran en la llamada ortodoncia estética y no interfieren con el habla. Eso sí, requieren de higiene bucal mucho más laboriosa, pues hay que evitar que queden residuos de comida en ellos. 

Al utilizar retenedores como parte de algún tratamiento, la revisión periódica es imprescindible. Por lo tanto, las visitas al dentista pueden ser hasta cada mes. En Al Fin Sin Caries utilizamos los mejores tratamientos de ortodoncia, incluyendo los brackets Sistema Damon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *