Odontología Mínimamente Invasiva (OMI)
Publicado: 29 Sep, 2020

Como hemos comentado anteriormente, la prevención es la mejor herramienta para tu salud. Para poder conservar nuestros dientes en las mejores condiciones, existen varios recursos y tratamientos. Uno de ellos es la Odontología Mínimamente Invasiva (OMI), un enfoque 100 % preventivo que busca reducir e incluso evitar los problemas dentales.

Es importante recalcar que cualquier procedimiento invasivo puede debilitar la estructura del diente, lo que puede provocar problemas a futuro. Por su lado, la OMI busca ser lo menos invasiva posible, evitando las molestias en cada paciente. Además, con su enfoque preventivo  minimiza el debilitamiento de las piezas y alarga su vida.

¿En qué consiste la Odontología Mínimamente Invasiva?

Básicamente consiste en reducir al máximo el uso de taladros y fresas de corte. A través de un diagnóstico, el odontólogo detecta caries y piezas en riesgo para poder atenderlas previo a que se conviertan en un problema. Asimismo, la OMI incluye la enseñanza de la correcta higiene bucal, pues este es un aspecto vital en la salud bucal. 

El objetivo principal de este enfoque es evitar la desmineralización (perdida de calcio y fostato) y preservar la estructura dental siempre que sea posible. Así, puede aplicarse tanto a dientes primarios (los dientes de leche) como a los permanentes.

Los pasos de la OMI son:

  1. Valorar el riesgo de desmineralizacion del esmalte con un analisis denominado CAMBRA.
  2. Dependiendo del nivel de riesgo, proponer medidas preventivas en varios aspectos: nutrición y dieta, auxiliares de limpieza, sustancias remineralizantes aplicadas en casa, sustancias remineralizantes aplicadas en el consultorio.
  3. En caso de ya tener caries, los tratamientos se enfocan en limitar el daño colocando nuevos productos como ionómeros de vidrio, fluoruros de ultima generación y selladores de fisuras.

Un diagnóstico oportuno puede evitar que las caries se propaguen a los dientes adjuntos a la pieza que ya está enferma. Asimismo, se ha comprobado que este enfoque reduce en un 80 % las visitas al dentista por problemas severos. Por eso, la OMI es ideal para los niños pues se evitan cirugías que pueden tener un impacto psicológico negativo. Esto hará que las visitas al dentista no sean un motivo de estrés y se conviertan en un hábito.

En Al Fin Sin Caries somos expertos en odontología y ortodoncia. Agenda tu cita y deja ver esa sonrisa.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *