Lleva a tus hijos al dentista con Odontología Mínimamente Invasiva

Lleva a tus hijos al dentista con Odontología Mínimamente Invasiva

Algo inusual es que los niños nos pidan que los llevemos al dentista. Hoy te compartimos la clave para llevar a tus hijos al dentista con mayor seguridad para ti y tranquilidad para ellos: Odontología Mínimamente Invasiva.

Las inyecciones, los procedimientos dolorosos y el ruido de las máquinas son motivos que mantenían a los niños lejos de los consultorios dentales. La buena noticia es que recientemente los dentistas han desarrollado una técnica llamada Odontología Mínimamente Invasiva. Una vez que los niños son atendidos de esta manera se dan cuenta de que no hay nada que temer.

La Odontología Mínimamente Invasiva

La Odontología mínimamente invasiva es una práctica clínica que se encarga de la preservación del diente y también un tipo de Odontología Restauradora. Esto nos ayuda a no realizar tratamientos más invasivos lo cual nos permite recuperar la forma, función o estética perdida en los dientes de manera más conservadora.

Para provocar en tus pequeños una experiencia agradable, en Al Fin Sin Caries nos hemos encargado de crear un ambiente lúdico, con espacios que inspiran comodidad, seguridad y confianza. Pero ello no es todo; la actitud de nuestras odontopediatras es lo más importante. Ellas han recibido una formación pedagógica que se traduce en un trato amable, cordial, alegre, pero siempre respetuoso y serio.

Estamos convencidos como tú, de que a los niños de hoy es importante hablarles con toda sinceridad: en la medida en que les explicamos la necesidad y los beneficios de las revisiones y tratamientos que les practicamos, así como el hecho de que con ellos evitamos malestares y dolores.

Conocer los beneficios de la consulta, de encontrarse en un lugar divertido y entretenido; así como la práctica de la Odontología Mínimamente Invasiva hará que el viejo estigma de los dentistas no se haga realidad en las nuevas generaciones. Trae a tus hijos a Al Fin Sin Caries y compruébalo tú mismo.

Brackets: la importancia de su uso temprano

Brackets: la importancia de su uso temprano

Como hemos visto en entradas anteriores, la Odontología y en particular la Ortodoncia nos ayuda a modificar nuestra dentadura a fin de mejorar su funcionamiento y apariencia. Todo, a través de diversos medios para lograr el resultado deseado, en esta ocasión hablaremos de la importancia del uso temprano de brackets.

Una de las principales preocupaciones es saber cuándo es el momento oportuno para comenzar un tratamiento odontológico, principalmente tratándose de niños. La Sociedad Latinoamericana de Ortodoncia recomienda hacer la primera visita al ortodoncista más o menos a los 6 años. A fin de que el especialista pueda realizar a cabo un diagnóstico que prevenga y atienda alteraciones de crecimiento en los huesos maxilares, y la posición de los dientes permanentes. 

El uso temprano de brackets aprovecha el crecimiento de los dientes

Con la finalidad de obtener mayores resultados en un menor tiempo y no caer en la necesidad de cirugía. O bien, simplemente en procedimientos más complejos e invasivos, se propone la atención preventiva e interceptiva del paciente. Con esto, su mismo crecimiento maximiza la funcionalidad de los procedimientos propuestos por el médico. 

Para lograr este tipo de cambios a edades tempranas se han diseñado brackets metálicos o estéticos que cuentan con tecnología. Los cuales, pueden usarse incluso en dientes jóvenes sin lastimar o afectar el desarrollo de las raíces. Conoce el tratamiento de vanguardia a través de los alineadores transparentes en 3D de Invisalign®.

En este sentido, también es de relevancia considerar la parte estética. Será mejor usarlos durante la niñez u adolescencia, lo que te permitirá tener una mordedura adecuada y una sonrisa perfecta por más tiempo, sin preocuparte por este tema en la vida adulta.

Ya que conoces los beneficios del uso temprano de brackets, conoce todo lo que ofrecemos en materia de Ortodoncia y agenda tu visita al médico. El ortodoncista te recomendará el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades y las de tu hijo, y no olvides que la atención dental mientras más pronto, mejor.

Conoce los brackets del Sistema Damon, ¡adiós a las ligas!

Conoce los brackets del Sistema Damon, ¡adiós a las ligas!

Los mejores resultados se consiguen con el Sistema Damon

Al momento de elegir el tratamiento de ortodoncia, no solo hay que pensar en alinear los dientes. También hay que tomar en cuenta lo que va a ser más cómodo para el paciente. Por eso, existen diferentes sistemas de ortodoncia. Por ejemplo, están los retenedores, los brackets tradicionales, los de cerámica y los alineadores invisibles. Sin embargo, los mejores ortodoncistas piensan con mayor frecuencia en los brackets de autoligado como los del Sistema Damon.

Este sistema surgió en la década de 1990 cuando Damon lo desarrolló basadándose en la teoría de “zona de óptima fuerza”. La idea principal era aplicar baja fricción y permitir resultados más estables que no dependieran únicamente de la musculatura de la boca. Este tipo de brackets utiliza las fuerzas naturales (ligeras y constantes) en la boca y reduce la fricción. El resultado es un mayor equilibrio bucal, menos extracciones para abrir espacios y un tratamiento más rápido. Además, el Sistema Damon no solo alinea los dientes, sino que puede utilizarse para corregir la mordida y la posición adelantada o retrasada de los dientes en relación a los maxilares.

Otras ventajas

  • Son más higiénicos: Como no tienen gomas o ligas, es más fácil cepillarse y llegar a todos los rincones donde se pueda acumular comida. 
  • Son menos dolorosos: La fricción disminuye con este tratamiento, por lo que los dientes no sienten tanta presión. Así, el dolor tras cada ajuste es mucho menor. 
  • Se notan menos: Al eliminar las ligas de brackets, visualmente, el Sistema Damón es mucho más discreto.
  • Tratamientos más cortos: Con estos brackets de autoligado se pueden espaciar las visitas al dentista sin que ello signifique que el tratamiento sea más largo.

Por otro lado, debido a sus fuerzas ligeras, el Sistema Damon se puede usar en niños sin riesgo de afectar los dientes. Y, en adultos, es menos invasivo para las encías.

En Al Fin Sin Caries contamos con expertos en este tratamiento de ortodoncia. Contáctanos para platicar las opciones que tenemos para alinear tus dientes y que tengas una sonrisa envidiable. 

¿Para qué sirven las radiografías dentales?

¿Para qué sirven las radiografías dentales?

Las radiografías dentales son imágenes de tus dientes tomadas con rayos X. Muchas personas se sienten intimidadas cuando se usan, pues no están familiarizados con ellas. Sin embargo, son ya muy comunes y, sobre todo, seguras. Se toman con bajos niveles de radiación y son la única manera de ver el interior de los dientes y encías. 

El dentista las usa para evaluar la salud bucal de cada paciente. Con ellas, tienen una visión directa a lo que pasa con los dientes y pueden identificar problemas como caries, dientes dañados y más fácilmente.

Las radiografías se utilizan principalmente como herramienta de diagnóstico, pero también son una gran manera de hacer visibles los resultados de un tratamiento. Los niños requieren radiografías más frecuentemente que los adultos, porque su dentista necesita monitorear el crecimiento de sus dientes.

Los Rayos X

El descubrimiento de los rayos X fue anunciado al mundo en diciembre del año 1895. En este evento estuvo presente el dentista americano, Charles Edmund Kells, quien inmediatamente se interesó en usar esta nueva tecnología para la salud dental. El año siguiente, en julio de 1896, Kells tomó la primera radiografía dental en toda la historia. Y, desde entonces han sido una parte importante en la odontología.

Los niveles de radiación a los que las personas se exponen cuando se hacen una radiografía es muy baja. Tan baja, que se considera perfectamente segura para niños y adultos. Además, al tomar una radiografía se coloca una especie de “babero” de metal sobre el pecho, abdomen y región pélvica de la persona. Esto evita que haya radiación innecesaria en tus órganos vitales. 

La única excepción para este procedimiento son las mujeres embarazadas. Por precaución extra, si estás embarazada o crees que lo estás, comunícaselo a tu dentista.

En Al Fin Sin Caries, tu primera visita es gratuita pues es para que nuestros especialistas hagan un diagnóstico de tu salud dental y el mejor tratamiento para ti. Contáctanos.

Invisalign: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Invisalign: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Es común relacionar la ortodoncia con la imagen de un adolescente sonriendo con brackets metálicos. Incluso pareciera que usar brackets es un paso obligado en la adolescencia. Y, desafortunadamente, este concepto evita que muchos adultos arreglen su sonrisa. Sin embargo, existen más alternativas para tener una sonrisa alineada. Entre ellas están los alineadores invisibles Invisalign.

Si te interesa una alternativa a los brackets tradicionales, sigue leyendo para aprender más sobre los beneficios de este tratamiento. 

Beneficios de usar Invisalign

  1. No se ven: Son una excelente opción para aquellos que no quieren que sus dientes queden escondidos debajo de los brackets. Solo con una inspección visual muy detallada es que alguien se daría cuenta de que los dientes están cubiertos.
  2. Son cómodos: Los alineadores están hechos de un material de plástico suave. Así, no hay superficies de metal filosas o anguladas que rosen las encías o lengua. 
  3. Son fáciles de limpiar: Los brackets tradicionales no se pueden quitar, lo que propicia que pedazos de comida se queden pegados, complicando el cepillado y limpieza diaria. Los alineadores Invisalign son removibles. Te los puedes quitar cuando vayas a comer y limpiarlos tú mismo como parte de tu rutina de cepillado para colocarlos de nuevo..
  4. No hay restricciones alimenticias: Al usar brackets tradicionales es importante evitar ciertos alimentos que los pueden dañar o hacer que se te caigan. Con Invisalign, puedes comer lo que sea ya que se quitan al comer.
  5. Adaptables: Los alineadores Invisalign son personalizados de acuerdo con un modelado digital 3D. Esto hace que se adapten perfectamente a la boca de quien los usa. 

Con este innovador tratamiento de ortodoncia, podemos corregir problemas de dientes encimados, espacios demasiados amplios, y desarreglos de la mordida. 

Si te interesa alinear tus dientes de la manera más discreta posible, ven a Al Fin Sin Caries

Las prótesis dentales en la antiguedad

Las prótesis dentales en la antiguedad

La historia de las prótesis dentales

Los humanos hemos padecido problemas dentales desde nuestro origen. Y ante ellos, se han ido buscando diferentes soluciones. Entre ellas, las prótesis dentales. El cuidado de la boca ha sido, desde siempre, una prioridad. Tanto es así, que las técnicas para preservar la funcionalidad de las piezas dentales empezaron a desarrollarse casi al mismo tiempo que la agricultura.

De hecho, se conocen dentaduras postizas que datan de la época de los fenicios (3000 a.c), las cuales se fabricaban con metales preciosos y alambres. Por otra parte, los etruscos, un enigmático pueblo cuyo núcleo histórico fue la Toscana, también incursionaron en el tema. En su caso, unían los dientes (principalmente de vaca y buey) usando hilos de oro. Estos eran trabajos protéticos admirables tomando en cuenta la simplicidad de las herramientas de la época.

Para los mayas (siglo IX a.c), sus dientes y sonrisa tenían gran importancia y denotaban un rango social y belleza. Según los vestigios arqueológicos, los mayas usaban incrustaciones dentarias de piedras preciosas. Aparentemente, esto lo hacían por razones puramente estéticas y no de carácter médico.

No obstante, nadie en el mundo antiguo prestaba tanta atención a la higiene oral como los romanos. Ellos elaboraban dentaduras utilizando madera y restauraban los dientes cariados con coronas de oro y marfil. Asimismo, los japoneses también usaban prótesis dentales de madera y las pintaban de color negro.

Más tarde, en el siglo VII, apareció en China la primera receta de una amalgama para empastes dentales. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que Pierre Fauchard (médico y odontólogo) diseñó métodos para retener las dentaduras superiores e inferiores, uniéndolas con láminas de acero o muelles en espiral. También propuso la utilización de dientes de humanos muertos o tallados de marfil. Su idea era insertarlos, una vez perforados, con un clavo de plata para la corona y sujetarlos con hilos a los dientes conservados. Por sus aportaciones, Pierre Fauchard se conoce como el “padre de la odontología moderna”. Se dice que su libro, “Le chirugien dentiste” (El dentista cirujano), fue el primero en brindar una descripción científica completa de la odontología.

Finalmente, en el siglo XIX, para nuestra suerte, se comenzaron a fabricar los primeros dientes artificiales de celuloide.

Si requieres de una prótesis dental o simplemente de un chequeo de rutina, ¡contáctanos! En Al Fin Sin Caries contamos con especialistas en salud bucal para atenderte.