Tipos de ortodoncia para niños

Tipos de ortodoncia para niños

¿Ya es momento de llevar a tu pequeño a revisión con el ortodoncista?

Una pregunta que muchos padres se hacen es: ¿en qué momento hay que hacerle una revisión dental a mi hijo? Normalmente pensamos que hay que ir al dentista cuando hay que corregir algún problema. Sin embargo, esto es falso. Lo ideal es llevar a tu bebé con un odontopediatra cuando comienza a salir el primer diente.

Ahora bien, si lo que tu hijo requiere es la corrección de mala posición de dientes, entonces la persona ideal para tratarlo es un ortodoncista.

Los resultados de la ortodoncia son mejores si se inicia en la infancia. De esta manera, se pueden corregir los problemas al mismo tiempo que los dientes se desarrollan. Lo más recomendable es que la primera revisión en este ámbito sea alrededor de los 7 años, o al iniciar la muda de los dientes. Este es el momento clave para diagnosticar cualquier problema, determinar el tratamiento y llevarlo a cabo.

Tipos de tratamientos en ortodoncia

En general, existen dos tipos de aparatos que ayudan a corregir la posición de los dientes.

  • Los que consiguen el CRECIMIENTO DE LO HUESOS (ortopédicos). Estos se usan en edades tempranas (antes de los 10 años) para mejorar la posición de maxilar y mandíbula favoreciendo así la estética de la cara.
  • Los que consiguen LA POSICION CORRECTA DE LOS DIENTES CHUECOS. Generalmente, se usan sobre los dientes permanentes (después de los 10 años).

Casi siempre se utilizan brackets, aunque también se pueden utilizar alineadores transparentes o retenedores. El que se use depende de las necesidades del paciente, así como la personalidad de un niño. ¿Por qué? Es común ver que los niños pierdan los retenedores o alineadores removibles, por lo que es mejor optar por una opción fija para que el tratamiento de frutos.

Si tu pequeño nunca ha ido al dentista o no va hace mucho, es momento de una visita. En Al Fin Sin Caries contamos con especialistas en todas las áreas de la odontología.

Contáctanos y agenda una cita.

Ortodoncia: tipos de retenedores

Ortodoncia: tipos de retenedores

Retenedores para mejorar tu sonrisa

Quizá estás por empezar un tratamiento de ortodoncia o tal vez por concluirlo. En cualquiera de los casos, puede que tu odontólogo te haya mencionado el uso de retenedores. Uno de los objetivos de los retenedores es evitar que haya movimiento de los dientes que cause retroceso en el tratamiento de ortodoncia. También pueden servir para afinar detalles estéticos de la posición de los dientes o como herramienta de ortodoncia para tratamientos completos. 

Los retenedores pueden ser fijos o removibles. El uso de uno u otro depende del problema dental que vayan a solucionar. 

Removibles

Pueden meterse y sacarse de la boca sin problema. Sin embargo, se considera que deben usarse durante las 24 horas del día, al menos los primeros tres meses. Después, se pueden colocan únicamente para dormir, si son solo para evitar que los dientes regresen a su posición original después de un tratamiento. En cualquier caso, existen dos tipos de retenedores removibles:

  • Essix o férula: Se trata de un aparato transparente que no cubre el paladar. Es casi invisible a la vista y es menos invasivo.
  • Retenedor Hawley: Se usa en pacientes infantiles, pues está pensado para quienes tienen aún dientes de leche. Es una combinación de resina y alambre que sí cubre el paladar. Esto es para que la placa mantenga la forma de la arcada.

La gran ventaja de los retenedores removibles es que al poderse quitar y poner, permiten una higiene bucal adecuada. Sin embargo, es importante que el paciente no olvide usarlo.

Fijos

Están hechos de alambre que se pega en los dientes para evitar que se muevan. Se colocan en la parte interior, por lo que no quedan a la vista. Las ventajas de los retenedores fijos es que ejercen presión 24/7, por lo que son capaces de mover los dientes al lugar deseado más fácilmente. Como no se ven, entran en la llamada ortodoncia estética y no interfieren con el habla. Eso sí, requieren de higiene bucal mucho más laboriosa, pues hay que evitar que queden residuos de comida en ellos. 

Al utilizar retenedores como parte de algún tratamiento, la revisión periódica es imprescindible. Por lo tanto, las visitas al dentista pueden ser hasta cada mes. En Al Fin Sin Caries utilizamos los mejores tratamientos de ortodoncia, incluyendo los brackets Sistema Damon.

Endodoncia: ¿Qué es y cómo se hace?

Endodoncia: ¿Qué es y cómo se hace?

Los 10 pasos de una endodoncia

Antes de la endodoncia, los dientes cuyo nervio o pulpa estaban infectados o lesionados, simplemente se extraían. Ahora, gracias a este procedimiento, esto no es necesario. La endodoncia, también conocida como tratamiento de conducto, consiste en retirar la pulpa lesionada, lo que permite conservar el diente.

Sabemos que la endodoncia es uno de los procedimientos dentales más temidos por los pacientes. Por esta razón, te lo explicamos a detalle para que sepas que no hay nada que temer. Es un tratamiento confiable, seguro e indoloro.

Procedimiento

  • Paso 1: Se administra anestesia local para dormir el diente y los tejidos alrededor. Gracias a la anestesia local, el proceso es indoloro.
  • Paso 2: Se coloca un dique de hule o protector que aísle y deje a la vista solo el diente dañado. Así, el tratamiento se lleva a cabo en un ambiente esterilizado, limpio de contaminación bacteriana y del resto de los dientes.
  • Paso 3: Se realiza un pequeño acceso o cavidad en la superficie del diente dañado. Por ahí, se accede a la cámara pulpar y a los conductos de las raíces del diente.
  • Paso 4: Se elimina el nervio o pulpa dañada utilizando instrumentos especiales para limpiar los conductos radiculares y la cámara pulpar.

A partir de este momento, el diente ya no tiene la capacidad de sentir dolor, fío o calor.

  • Paso 5: Los canales se desinfectan con sustancias antisépticas y antibacterianas.
  • Paso 6: El endodoncista vuelve a limpiar los canales o conductos para eliminar cualquier resto de tejido. Después, se le da forma a los canales o conductos de las raíces para poder sellarlos perfectamente.
  • Paso 7: Se eligen los rellenos con los más altos estándares de calidad para garantizar un sellado perfecto.
  • Paso 8: Se coloca una curación o tapadura temporal que selle el acceso al agujero que se hizo.
  • Paso 9: El especialista indica el consumo de un antibiótico para tratar o prevenir la infección. Sin embargo, los efectos secundarios del tratamiento son mínimos y duran entre dos días y una semana.
  • Paso 10: Se realiza una restauración permanente y definitiva (resina, incrustación o corona) del diente tratado. De esta manera, se reemplaza la estructura del diente perdido y se proporciona un sellado completo y seguro.

En Al Fin Sin Caries contamos con especialistas en endodoncia. Contáctanos si tienes más preguntas o necesitas este procedimiento.

¿Qué son los implantes dentales?

¿Qué son los implantes dentales?

Rehabilitación bucal con implantes dentales

Cuando por desgracia un diente está dañado, tiene alguna caries o definitivamente se pierde, la rehabilitación dental utiliza diferentes métodos para devolver la estructura, función, forma y color s funciones. En esta rama, la ingeniería química y los materiales han desarrollado avances significativos. Así, existe una amplia gama de productos que pueden restituir o reemplazar los dientes. Por ejemplo, las carillas, puentes e implantes dentales.

La implantología es la especialidad que permite la reposición de los dientes que se han perdido, ya sea por golpes o enfermedades. Esta rama del cuidado de la salud bucal se considera un complemento de la rehabilitación dental.

Los implantes dentales son la mejor opción para aquellos que perdieron uno más dientes y no quieren prótesis removibles. Este procedimiento se da en dos partes. Primero se coloca un soporte al hueso (similar a un taquete), sobre el cual se enrosca un tornillo. Una vez que el tejido en esta área haya cicatrizado, se coloca sobre este la reposición de la pieza faltante.

Los implantes dentales son lo más cercano a los dientes naturales, tanto en apariencia como en función. Además de ser la solución más estética para la pérdida de dientes, los implantes dentales son más duraderos que una prótesis y no cambian de color con el tiempo.

Para realizar un implante dental, es necesario que el paciente sea evaluado por un periodoncista y por un cirujano maxilofacial. ¿Por qué? No todos los pacientes son candidatos para un implante dental. Por ejemplo, un hueso demasiado fino o blanco no puede sostener el implante. Por lo tanto, de hacerse, sería contraproducente. De ahí que lo mejor sea una consulta interdisciplinaria para garantizar el éxito del tratamiento.

En Al Fin Sin Caries contamos con especialistas de cada una de las áreas de cuidado dental. Si perdiste una o más piezas, acércate a nosotros. Juntos encontraremos la mejor solución. ¡Contáctanos!

¿Blanqueamiento dental casero?

¿Blanqueamiento dental casero?

Un blanqueamiento dental solo lo garantiza un especialista

Hoy en día, existen muchos factores que pueden manchar los dientes. Desde una mala higiene bucal hasta el consumo excesivo de café y té, así como fumar. Estos y otros hábitos manchan el esmalte dental, causando que los dientes sean amarillos.

Sin embargo, no solo las causas externas pueden maltratar los dientes. También existen otros factores como deficiencias vitamínicas, terapias de antibióticos e incluso la edad.  Es por eso que cuando se piensa en estética dental y blanqueamiento, no se pueden aplicar los mismos tratamientos en todas las personas.

Blanqueamiento dental en casa

En el mercado existen una gran variedad de productos que prometen ayudar a blanquear los dientes, desde tiras para los dientes hasta enjuagues bucales. Por supuesto, estas opciones parecen fáciles. Son caseras y de uso sencillo. Parecen la solución ideal para conseguir dientes blancos y relucientes sin tanto gasto ni complicaciones. Sin embargo, utilizar productos comerciales para blanquear los dientes puede causar hipersensibilidad térmica, por ejemplo.

Para realizar un blanqueamiento efectivo, es conveniente que un especialista en salud bucal determinar las causas de las manchas en los dientes. Esto ayudará a elegir el tratamiento adecuado. Sin un correcto diagnóstico y supervisión, en lugar de obtener un beneficio, se puede dañar la dentadura. Además, el seguimiento de tu dentista ayudará no solo a la evaluación sino al buen término del tratamiento.

En Al Fin Sin Caries, te podemos ofrecer el tratamiento adecuado para tus dientes. Con el blanqueamiento adecuado, podemos garantizar los mejores resultados para tu sonrisa.

¿Por qué es mejor la ortodoncia hoy?

¿Por qué es mejor la ortodoncia hoy?

Los métodos de ortodoncia actuales

La ortodoncia es una disciplina que cada día progresa con nuevas tecnologías innovadoras. Aunque no lo creas, no es una práctica reciente. Incluso de forma muy rudimentaria se practica desde hace mucho tiempo. Mucho han cambiado los aparatos de ortodoncia hasta llegar  a los que existen hoy en día. Muy lejos quedan aquellos aparatos de hierro tan rudimentarios que parecían sacados de una película de terror.

Antes, la ortodoncia solo evocaba la imagen de un complicado enredado de alambres y una sonrisa poco agradable. En la ortodoncia “tradicional”, unas ligaduras metálicas o elásticas unen los arcos a los brackets.  Estas gomas elásticas pierden su fuerza, se tiñen y cambian de color, por lo que hay que cambiarlas a menudo. Asimismo, retienen muchos alimentos y placa bacteriana. Además, generan mucha fuerza de roce entre el alambre y el bracket, lo que  genera molestias y sensación de presión en los dientes.

Gracias a los avances en ortodoncia, hoy en día los brackets dentales se han hecho mejores en muchos aspectos. Entre sus grandes ventajas destacan:

  • Comodidad, ya que no causan erosiones en la boca al no llevar ningún tipo de metal
  • Diseño reducido, máxima estética.
  • Mayor higiene en el paciente
  • Disminución de las visitas al consultorio y la duración del tratamiento

Los brackets de “autoligado” son los que no tienen gomitas que cambiar, puesto que su función la realizan las tapas o cierres metálicos de los mismos brackets. Tienen el mismo éxito en el resultado final.

Generan mayor comodidad para el paciente y aplican menor fuerza produciendo menos molestias. Por otro lado, reducen el acúmulo de alimento y por lo tanto, de placa bacteriana. Además, las citas al dentista son más rápidas y el tratamiento también.

En Al Fin Sin Caries contamos con brackets de autoligado y otras opciones para que tengas una sonrisa hermosa y saludables ¡Agenda tu cita!