Consecuencias del uso prolongado del biberón

Consecuencias del uso prolongado del biberón

¿Cómo afecta el uso prolongado del biberón en el crecimiento de los dientes?

El biberón es una forma muy cómoda para darle de comer a un niño. De igual manera, un chupón es una fácil manera de calmar a un bebé cuando está nervioso. Sin embargo, el uso prolongado del biberón y del chupón pueden tener consecuencias en la boca de los niños. Por ejemplo, caries, maloclusiones bucales y dificultades en el habla, entre otros.

Consecuencias en la salud bucal

  • Caries de biberón: Se trata de una caries muy agresiva que destruye los dientes de leche e incluso puede dañar el germen del diente definitivo. Se produce cuando el azúcar de la leche u otro tipo de bebidas se queda durante horas en contacto con los dientes. Asimismo, la lactosa favorece el crecimiento de las bacterias en la boca.
  • Mordida abierta: El uso prolongado del biberón, chupón o dedo provoca un estrechamiento del maxilar (hueso paladar). Esto resulta en que los dientes superiores hagan contacto con los inferiores.
  • Mordida cruzada: Otro resultado del estrechamiento del maxilar es el cruce entre arcadas. Esta deformación hace que los niños no puedan cortar la comida de forma adecuada, lo que a su vez provoca problemas de digestión. Si la mordida cruzada persiste hasta los seis u ocho años, se necesitará ortodoncia para corregirla.
  • Problemas linguales: Cuando existe un uso prolongado del biberón, la lengua está acostumbrada a ejercer presión para succionar. Esto a la larga puede provocar que esta haga presión en los dientes, lo que provoca que crezcan chuecos o se muevan. Además, la funcionalidad de la lengua no es la misma, por lo que puede haber problemas del habla. En estos casos, se necesita de un logopeda para reeducar la lengua.

Consejos

Evitar estos problemas es responsabilidad de los padres. Los odontopediatras aconsejan retirar el biberón a los 12 meses. De ahí en adelante, lo mejor es sustituir la succión por deglución. Por otro lado, el abandono del chupón y dedo debe realizarse como máximo a los dos o tres años.

  • Una vez que salga el primer diente de leche, evita el uso del biberón nocturno con cualquier líquido que no sea agua. De esta manera, se evitarán las caries. Y, en caso de no hacerlo, lo mejor es realizar una limpieza bucal antes de que el bebé se duerma.
  • Utiliza biberones con orificios de salida pequeños.
  • Da el biberón en posición vertical para estimular el ejercicio de la musculatura oral.
  • No añadas azúcar, miel, endulzantes o cereales al biberón.

Recuerda que en Al Fin Sin Caries tenemos especialistas cuya única misión es tu salud dental y la de tu familia. ¡Contáctanos!

Consejos de salud bucal para pacientes con diabetes

Consejos de salud bucal para pacientes con diabetes

Cuida tu boca contra los síntomas de la diabetes

Las variaciones en el nivel de glucosa características en las personas con diabetes, las hace más susceptibles a sufrir problemas bucales. Estas enfermedades, como caries o periodontitis, a su vez provocan dificultades en el tratamiento de la diabetes. Así, se genera un círculo vicioso. Sin embargo, esto se puede evitar con una pronta atención.

Uno de los principales problemas que enfrentan los pacientes con diabetes es la resequedad de la boca. Esto se debe a la poca secreción de saliva consecuencia de las medicinas y neuropatía diabética. Como resultado de este síntoma, está el debilitamiento del esmalte de los dientes y la consecuente susceptibilidad de los dientes. Además, es común que se presente mal aliento y halitosis.

Cuando llega a consulta un paciente con diabetes, lo primero que el especialista hace es reducir la inflamación de las encías y atacar las infecciones. Posteriormente, el odontólogo puede iniciar un tratamiento más intenso en cada una de las partes afectadas.

Salud bucal para pacientes con diabetes

Si padeces diabetes, los siguientes consejos te ayudarán a mantener una buena salud bucal.

  • Cepilla tus dientes con pasta dental con flúor y con un cepillo suave. Asimismo, es recomendable usar enjuague con flúor.
  • Acude con frecuencia al odontólogo para controlar la aparición de caries e infecciones dentales como candidiasis.
  • Sométete a revisiones continuas y a tratamientos periodontales. De esta manera, se puede conseguir un adecuado estado del hueso y la encía que sostiene a los dientes.
  • Trata de inmediato infecciones bucales. Con esto también ayudarás a controlar tus niveles de azúcar.
  • Controla tus niveles de glucosa en la sangre con una buena alimentación, ejercicio y medicamentos indicados por tu médico.
  • Evita consumir productos que tienen un efecto de secado como alcohol, cafeína, galletas o pan tostado.
  • Deja de fumar.
  • Evita respirar por la boca.
  • Ingiere muchos líquidos para evitar la resequedad. Bebe pequeños sorbos en lugar de grandes cantidades a la vez. Prefiere el agua natural a bebidas preparadas con alto contenido en sal o azúcar.

Recuerda que en Al Fin Sin Caries contamos con especialistas. ¡Contáctanos!

Enfermedad periodontal en la vejez

Enfermedad periodontal en la vejez

Envejecer es inevitable, la pérdida de dientes no

No hace mucho tiempo, era raro que una persona de la tercera edad se fuera a la cama sin tener que sacarse la dentadura. Sin embargo, el edentulismo (falta de dientes) ha disminuido en nuestro país en las últimas décadas.

La enfermedad periodontal (de encías) es la causa principal de pérdida de dientes en los adultos mayores. Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., aproximadamente el 25% de la población actual de más de 65 años, no tiene dientes. La probabilidad de desarrollar una enfermedad periodontal aumenta con la edad. Sin embargo, el mantenimiento de la salud de las encías puede ayudar a conservar los dientes naturales para toda la vida.

Son muchos los factores de riesgo que hacen que las personas de la tercera edad sean particularmente susceptibles a este tipo de enfermedades bucales. Especialmente si existen otras enfermedades. Varios estudios han mostrado una conexión entre la enfermedad periodontal y otras afecciones relacionadas con el envejecimiento, como la diabetes, artritis reumatoide o enfermedades del corazón.

Otros factores que pueden influir en la progresión de la enfermedad periodontal son:

  • Medicamentos
  • Salud mental
  • Pérdida de memoria
  • Disminución en la secreción de saliva
  • Alteraciones funcionales

Prevención de la enfermedad periodontal

No se pueden evitar los signos de envejecimiento, como las arrugas o la necesidad de usar lentes. No obstante, las enfermedades periodontales sí se pueden prevenir. Para mantener una sonrisa saludable a medida que se envejece, es vital mantener informado al dentista sobre cualquier cambio de salud general. El objetivo es mantener controlado el cuidado oral antes de que esos cambios puedan dar lugar a problemas mayores.

Asimismo, se recomienda el cuidado integral de la higiene oral. Esto incluye el cepillado, el uso de hilo dental y las visitas regulares al dentista. De esta manera, se pueden evitar enfermedades como caries y gingivitis.

Un periodoncista es un dentista con varios años de formación adicional especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades de encías. Por eso, si la enfermedad periodontal se desarrolla, él es quien puede establecer un tratamiento efectivo.

En Al Fin Sin Caries contamos con periodoncistas que pueden ayudarte. ¡Contáctanos!