Llámanos

5575 - 0505 / 5575 - 9348

Horario de Atención

Lunes-Viernes: 11:00 A.M - 8:00 PM Sab: 8:00 A.M - 3:00 PM

El rol del odontopediatra en el crecimiento de los niños

Conoce los beneficios de llevar a tu bebé al odontopediatra

La mayoría de los padres consideran vital el aporte del médico pediatra durante el crecimiento de sus hijos. Lo que buscan es asegurarse de que no sufran padecimientos que puedan dañar su salud e interferir en su desarrollo. Esto en efecto es importante. Sin embargo, es igual de relevante contar con un odontopediatra desde que aparece el primer diente de leche (alrededor de los 6 meses) y hasta que se completa la dentición permanente (13 años).

El odontopediatra es el profesional de la salud que se encarga de vigilar:

  • El crecimiento y desarrollo de los huesos de la cara.
  • La forma y tiempo en que salen los dientes (tanto los de leche como los permanentes).
  • La manera en la que contactan los dientes superiores con los inferiores al cerrar la boca.
  • El equilibrio de los dientes con los huesos que los soportan. Al igual que de los músculos y articulaciones encargados de mover la mandíbula.
  • Además, el odontopediatra se encarga de prevenir cualquier evento que pudiera alterar y dañar la salud y armonía de los dientes y la cara.

Erróneamente, se cree que solo se debe llevar a un niño al dentista es cuando ya tiene un problema. También se cree que solo se le debe llevar cuando ya tiene todos sus dientes de leche o cuando ya empezó a mudarlos por los permanentes. Lo que no se sabe, es que para entonces, los dientes, mordida y desarrollo de la cara ya pueden estar afectados.

De hecho, lo ideal es que se cuente con un desde el embarazo. En esta época ocurren importantes cambios fisiológicos que aumentan el riesgo de padecer enfermedades de encías y dientes. Además, este es el mejor momento para que los padres se orienten y aprendan sobre salud bucal en los niños.

Otra razón por la que es importante llevar a un bebé al odontopediatra es que perderá el miedo al dentista. Asimismo, en esta etapa se empezarán a inculcar buenos hábitos de higiene y alimentación.

 

En Al Fin Sin Caries trabajamos bajo una filosofía educativa y preventiva. Nuestro objetivo es que las visitas de los niños al dentista sean indoloras, rápidas, sencillas y divertidas. Recuerda que una bella sonrisa comienza desde la infancia.