Llámanos

5575 - 0505 / 5575 - 9348

Horario de Atención

Lunes-Viernes: 11:00 A.M - 8:00 PM Sab: 8:00 A.M - 3:00 PM

El efecto del estrés en la salud bucal

El estrés también tiene un impacto en tus dientes

El estrés al que estamos sometidos diariamente tiene consecuencias en nuestro cuerpo. Las más comunes son dolor de cabeza, cansancio y gastritis. Pero pocos saben o lo asocian con problemas de salud bucal.

Hay varias razones por las que el estrés afecta nuestra boca. Primero, el estrés afecta el estado de ánimo, lo que resulta muchas veces en descuidar los hábitos de salud. Además, las defensas del cuerpo bajan, lo que hace que seamos más propensos a infecciones.

Dentro de las afecciones bucales que el estrés puede ocasionar se encuentran:

  • Aftas (llagas) o úlceras bucales: Las aftas son pequeñas úlceras incómodas que aparecen dentro de la boca. Aproximadamente duran una semana o diez días entre que aparecen y desaparecen. Se desconoce qué es lo que las causa, pero se sabe que la baja de defensas es un factor de riesgo.
  • Herpes labial: Se trata de una o varias pequeñas ampollas con líquido amarillento dentro, que se sitúan en los labios. Son producidas por el virus del herpes simple y son muy molestas pues causan picazón y ardor. Se curan espontáneamente a los 10 o 14 días después de que aparecen, pero hay cremas y fármacos que pueden aliviar los síntomas.
  • Bruxismo: Es el mal hábito de apretar y rechinar los dientes de arriba con los de abajo. Esto ocurre con más frecuencia mientras se duerme y se relaciona con la tensión acumulada. El bruxismo puede derivar en dolor de cabeza, contracturas, molestias en la columna y dolor en la mandíbula. Además, es una de las causas de desgaste en los dientes.
  • Enfermedad de las encías: Las bajas defensas que trae el estrés pueden traer como consecuencia el aumento de placa. Esto significa un mayor riesgo de gingivitis y sangrado de encías.
  • Caries y mal aliento: Con el estrés, incrementa la acidez de la saliva y disminuye su cantidad. Y esto afecta directamente el esmalte que protege los dientes.

Recuerda que, sin importar tu carga de trabajo, tu salud está primero. No descuides tu salud oral a causa del estrés. Lo mejor es que bajes tu nivel de estrés con ejercicio, meditación y una mejor alimentación.