Llámanos

5575 - 0505 / 5575 - 9348

Horario de Atención

Lunes-Viernes: 11:00 A.M - 8:00 PM Sab: 8:00 A.M - 3:00 PM

Conoce las consecuencias de fumar

El hábito de fumar afecta tu boca más de lo que crees

Todos hemos notado la gran publicidad que se ha hecho en torno a dejar de fumar. Las cajetillas nos advierten con imágenes fuertes las consecuencias de este hábito. Y la mayoría de la gente sabemos que el tabaquismo está asociado a graves problemas respiratorios y pulmonares. Sin embargo, poca consciencia se tiene sobre los efectos negativos que fumar tiene en la salud bucal. De hecho, es uno de los factores de riesgo más frecuentes para el desarrollo, curso y pronóstico de periodontopatías inflamatorias (problemas de encías).

En el mundo existen muchas personas que inician este hábito desde edad muy corta. Especialmente, durante la adolescencia y adultez temprana, que es cuando los efectos del tabaco aparecen en las encías.

Consecuencias de fumar

Los expertos han mencionado que los fumadores tienen 2.7 veces más riesgo de contraer enfermedades periodontales que los no fumadores. Y no solo eso. Las consecuencias el tabaco no son solo esas. Existen además otros efectos negativos.

  • Los fumadores presentan encías con tonos más pálidos.
  • Los adictos al cigarro presentan pérdida de soporte óseo en los dientes. Además, se envejece su sonrisa, ya que desaparecen las papilas de la encía entre los dientes y aparecen espacios oscuros.
  • Fumar tiene un efecto adverso en la cicatrización de las heridas tras intervenciones quirúrgicas.
  • Los fumadores tienen una mayor cantidad de caries en las raíces de los dientes. Esto es debido a que el cigarro provoca la pérdida del soporte de los dientes y expone la raíz.
  • Las personas que fuman tienen una menor secreción de saliva. Y esto resulta en una menor capacidad neutralizadora de la placa.
  • El hábito de fumar genera un paladar duro, pálido o blanco, combinado con múltiples puntos rojos. Esto se debe a la isquemia circulatoria, situación que desaparece tras dejar de fumar.

 

Si consumes cigarros u otros productos de tabaco, recuerda que es importante acudir al dentista al menos dos veces al año. De esta manera, podrás evitar los problemas anteriores y realizarte una limpieza profesional.