Llámanos

5575 - 0505 / 5575 - 9348

Horario de Atención

Lunes-Viernes: 11:00 A.M - 8:00 PM Sab: 8:00 A.M - 3:00 PM

Atención odontológica durante el embarazo

La paciente gestante o mujer embarazada es un sector prioritario en los programas preventivos de salud por la incidencia y prevalencia de caries y enfermedades de las encías. Sin embargo, los mitos relacionados con la atención odontológica durante el embarazo llevan a las mujeres a omitir las consultas necesarias.

Mitos sobre la atención odontológica durante el embarazo

  • El bebé le roba calcio a la madre. Por lo tanto, la madre presenta descalcificación en los dientes.
  • No es posible tomar radiografías durante el embarazo porque ponen en peligro al bebé.
  • No es posible anestesiar a una madre porque esto daña al bebé.

Estas ideas erróneas han prevalecido hasta hoy. Sin embargo, se ha demostrado que el bebé no roba el calcio de los dientes de su madre. La debilidad de estos es consecuencia del cambio de PH de la saliva, el cual es más ácido debido a los vómitos característicos del primer trimestre. Asimismo, en esta etapa se presentan muchos antojos, lo que lleva a las mujeres a comer alimentos frecuentemente. Es por eso que la saliva no hace su función amortiguadora usual. Por otro lado, el PH ácido genera nuevos procesos de caries, hace que se reactiven algunos o hace que el proceso sea más veloz.

El caso de las radiografías y su impacto negativo en un bebé, se trata de un error. La radiación es mínima y el personal odontológico coloca mandiles y collarines de plomo a los pacientes para protegerlos. En todo caso, las radiografías suelen hacerse solo en consultas de urgencia.

Finalmente, la anestesia local que se emplea en la mayoría de los tratamientos odontológicos no ha reportado efectos adversos de ningún tipo. Sin embargo, la anestesia también se limita a tratamientos de urgencia.

Consejos para mantener la salud bucal en el embarazo

Si tienes planes para embarazarte, te aconsejamos que sigas un tratamiento integral en toda esta etapa. De esta manera, sabrás los mejores hábitos higiénicos, dietéticos e incluso cómo cuidar la boca de tu bebé.

Si ya estás embarazada, es importante que sepas que el segundo trimestre es ideal para comenzar con un programa de atención odontológica. De esta manera, evitarás infecciones y caries. Los tratamientos como endodoncias y extracciones se pueden realizar sin problema en este trimestre; aunque no sea lo ideal.

Por otro lado, los tratamientos en el tercer trimestre deben evitarse por riesgo de hipertensión (baja de presión arterial). De igual manera, se recomienda esperar pues es común que las pacientes embarazadas no estén cómodas al estar en una misma posición por mucho tiempo. No obstante, las revisiones de control son esenciales.

El embarazo es una etapa de plenitud y felicidad. En Al Fin Sin Caries te acompañamos con un programa de atención odontológica de atención especial para tus necesidades. ¡Contáctanos!